19
Ago
10

Francisco Bahamonde Cárdenas

Francisco Bahamonde Cárdenas

La Partida de un experto

Soy honesto al decir que no es fácil, escribir algunas líneas dedicadas a quién ha partido prematuramente, dejando un enorme vacío y al mismo tiempo una profunda huella.

Me refiero al lamentable deceso de Francisco  Bahamonde Cárdenas (Q.E.P.D.), oriundo de Calen y avecindado  en Ancud  hace  bastantes años.

Pancho,  como le llamaré de ahora en adelante, fue un  experimentado constructor de embarcaciones, perteneciente a una verdadera dinastía de carpinteros de ribera, su padre, su abuelo y otros parientes  se dedicaron o se dedican a éste noble oficio.-

Conocí  a  Pancho aproximadamente unos  20 años  atrás, no recuerdo  la fecha  exacta.

Un  día cualquiera llegué a su astillero ubicado en   Ribera Sur a orillas del Río Pudeto en busca de maderas de  buena calidad para mis trabajos de modelismo naval. En honor a la verdad, ese primer encuentro fue francamente óptimo, porque al tener un  tema en común, es decir, los barcos, la comunicación fue fluida y amena. Agreguemos a lo anterior su buena voluntad para proporcionarme la mejor madera  que yo necesitaba, y si hablamos de madera, puedo decir  que Pancho fue un verdadero experto en este tema.

Sus conocimientos, los cuales son trasmitidos  de generación en generación, eran simplemente impresionantes, pues conocía perfectamente las propiedades mecánicas de los diferentes tipos de maderas, bastaba con ver el palo y ya sabía que ese palo se quebraría y en que parte lo haría. Cada árbol, cada nudo, cada veta, al pasar por el ojo experto de Pancho, tenía asegurado un destino seguro y adecuado  o  sino pasaba directamente  a la  leñera.-

De ese día en adelante, Pancho se convirtió en mi proveedor oficial de maderas, y así fue durante muchos años, cada visita  a  su  astillero, pasaba por hablar de sus  construcciones, que por los años 80  y  90 eran abundantes y su astillero funcionaba al máximo. Y también hablamos de los trabajos míos, donde siempre le llamaba la atención la paciencia requerida a los tamaños  de construcción de mis trabajos, casi milimétricos, comparados con los de él. y me decía que simplemente no tenia la paciencia para construir un barco de esos tamaños tan pequeños.

Con el correr del tiempo, nuestro tema en común nos llevó a compartir trabajos donde se mezclaban el modelismo naval con la carpintería de ribera, por recordar algunos, por ejemplo, la decoración de un Yate a motor de 16 metros de eslora construido en su astillero. También  hicimos un hermoso Barco-Bar  de 5.5 metros para un  famoso centro culinario de P. Montt. El  último trabajo que compartí con él, fue la construcción de embarcaciones para pescadores artesanales de Chaiten, donde él construyó las lanchas de verdad y yo construí el modelo a escala que fue llevado al Palacio de la Moneda en señal de agradecimiento (ver fotos aparte).-

En el último tiempo Pancho me había hablado de sus malestares abdominales, aun así, en una de nuestras tantas conversaciones, nos planteamos la idea de un nuevo proyecto, y que era de diseñar y construir una embarcación de paseo para la Bahía de Ancud. Este proyecto por ahora quedará en carpeta y quien sabe si algún día pueda tomar fuerza y hacerse realidad, ya que habíamos alcanzado a hacer el modelo a escala y que guardaré como algo muy especial.-

Pero el proyecto  emblemático que desarrollamos en conjunto fue la construcción de la réplica a escala 1:1 de la Goleta Ancud, proyecto desarrollado en conjunto entre la Ilustre Municipalidad de Ancud, la Fundación Abel Macías Gómez y la Armada de Chile y que hoy se encuentra en el  Patio  del  Museo  Regional de Ancud.-

Fue  un hermoso trabajo,  pero no  exento de dificultades, porque  con Pancho tuvimos   diferencias propias de lo que significa construir un barco-velero de éstas características. Después de  acaloradas  discusiones, todo volvía  a la normalidad y se llegaba a la mejor decisión en  beneficio desarrollo del proyecto.

Sin embargo, una vez más Pancho se destacó, haciendo alarde de sus conocimientos y experticia en la carpintería de ribera, habiendo incorporado a la construcción de ésta réplica a dos  hábiles carpinteros de ribera, Don Neftali Vergara  Delgado  de Quellón, Don José Delicio Ojeda Huenun de Puqueldon, e Ismael Ruiz Hernández (Q.E.P.D.) de Maullin en calidad de ayudante, quienes al igual que su  Jefe, dieron  muestras de una sólida experiencia  en la carpintería de ribera.-

Por todo lo anteriormente mencionado, puedo decir que conocí al Pancho carpintero de ribera, pero también conocí al Pancho músico acordeonista, al  Pancho hombre trabajador, al  Pancho padre y jefe de familia, al Pancho hijo, siempre cercano a sus padres, en resumen,  conocí a un hombre  integro y difícil de olvidar….a él, rindo un homenaje póstumo.-


7 Responses to “Francisco Bahamonde Cárdenas”


  1. octubre 19, 2010 a las 4:54 pm

    He leído todos los reportajes, informes, saludos que han salido por la WEB de “mi tío Pancho”, me entristezco una y otra vez en cada oportunidad que lo hago. El vacío que sentimos como familia por la ausencia de él es enorme…y diría que en este caso el tiempo no dará tranquilidad por su pérdida.

    Llenaba todas nuestras reuniones familiares de risas, música, bromas(tallas) e historias; a lo que sus padres,hermanas, cuñados, hijos y sobrinos respondíamos como a él le gustaba…Bailando,Cantando y disfrutando.

    Hoy nada volverá a ser lo mismo…Todos seguimos muy tristes por su partida y yo no quiero conformarme porque no está,porque desde pequeña fue mi tío Querido, mi tío Preferido.

  2. 2 Gloria Bahamonde Cárdenas
    diciembre 13, 2010 a las 1:52 am

    Soy Gloria Bahamonde Cárdenas, una de las hermanas de Pancho,que vivo en Temuco y que tuve el privilegio de estudiar con él en Santiago.
    La verdad es que sabíamos que a Pancho, muchas personas le reconocían su sabiduría en cuanto a las construcciones de embarcaciones que heredó de mi Padre, su gran conocimiento en las maderas, la música que la llevaba en la sangre, pero como hermana tengo que agradecer infinitamente, el tremendo cariño que le tenía la gente que lo conocía y sus amigos, pensé que solamente sus familiares más cercanos sentíamos ese gran vacío que quedó por su partida.
    A pesar de la gran pena que nos embarga, quiero decirles que en cada homenaje que le han hecho, en cada reconocimiento, en cada palabra cariñosa que escriben de él, sentimos un consuelo. De verdad vayan nuestros agradecimientos por sentir como nosotros sus familiares sentimos su partida a tan temprana edad, quedaron muchísimos proyectos por hacer, lo siento tanto, no solamente por ser nuestro hermano, si no al ser humano que se fué, era tremendamente amistoso, cálido, afectuoso,sencible, con un espíritu del cumplimiento en el trabajo y que todo sea rigurosamente bién hecho, un ser alegre un ser muy especial, gracias una vez más por ese cariño y admiración enormes de sus amigos y que realmente se palpa.
    Faltó que Dios nuestro Padre le diera más permiso para seguir un tiempo más extenso con todos los que los queríamos tanto, también quiero compartir un poema que mi Mamá le escribe a su hijo, un día de esos más oscuros que hemos vivido, sin querer entender su viaje definitivo y lo comparto porque sus amigos sienten nuestro dolor. Sólo quiero expresar que no hay palabras que definan el enorme dolor que nos dejó la partida de Panchito, sólo en los ojos de nuestro padre Arturo y nuestra madre Orfa expresan eso que no se puede definir con palabras.

    TE RECUERDO PANCHO

    Anoche te soñé hijo mio
    cuando y desperté
    me vino un llanto sufrido
    Luego reflexioné
    y pensé que estabas dormido
    Entre Dios y los Angeles
    del cielo engrandecido
    rodeado de cariño
    dentro de grandes navíos
    allá nos está esperando
    para estar junto a nosotros
    PANCHO HIJO MÍO.

  3. 3 Jorge Gómez
    abril 24, 2013 a las 5:05 pm

    Si, era un gran hombre sencillo, amigo de sus amigos, lo conocí de niño ya era un hombre maduro un gran maestro de Ribera, en esos años construía una hermosa nave que nunca he olvidado su nombre Carpe Diem, y lo acompañé Junto a sus dueños y amigos y algunos familiares a dejarla a el puerto de Angelmo en Puerto Montt. Nunca perdí contacto con Don Panchito como yo le decía, como olvidar su otra pasión la música y ” su Acordeón” tocando y cantando la hermosa música Chilota, ya no esta pero tengo la convicción que el está con Nuestro amado Dios ese que abrazó con todo su Corazón Antes de partir. Vecino, amigo Panchito Hasta la Próxima.

  4. 4 Fernando Dougnac Rodríguez
    abril 10, 2014 a las 3:16 am

    Conocí a Francisco hace bastantes años (1994). No sabía que había fallecido. Nos hicimos muy amigos y el me enseñó a navegar. ¡Que triste noticia! Construyó mi lancha Carpe Diem y en ella realicé muchos de mis sueños. Lo extrañaré mucho. Espero que desde el cielo nos esté acompañando. Adiós, viejo amigo. Te recordaré siempre como el mejor carpintero de ribera que haya conocido , un gran acordeonista y excelente persona
    .
    Fernando Dougnac Rodríguez.

  5. 5 EVELYN BAHAMONDE B.
    junio 4, 2014 a las 5:05 pm

    Que sorpresa encontrarme con este Homenaje, ya pronto serán 4 años desde su partida; dolorosa y temprana. Como hija, puedo decir, que papá siempre se preocupó de todos los detalles, fue un hombre muy inquieto, travieso y muy emocional. Siempre mostró pasión en su quehacer, en su rutina laboral, en su vida familiar, en diario vivir.

    Quisiera decir además, que el amor infinito y sus enseñanzas de vida a todos nos ha marcado, de alguna u otra forma, en mi vida esta a cada instante.

    Cuando recorro las costas de nuestro sur, no dejo de pensar en las teorías de papá, en sus cuestionamientos del navegar, o cuando simplemente veía una embarcación e inmediatamente comenzaba a realizar sus cálculos de eslora, la calidad de la construcción y la madera, los materiales de uso para su elaboración, los HP del motor y tantos otros detalles….

    Quisiera dejar muchas palabras de mi sentir ante las obras de papá, las cuales todas poseen su tiempo y energía bella. Quiera abrazarlo nuevamente, y quisiera decirle a todos que me lleno de orgullo al saber que soy parte de este hombre que ha dejado huellas. No sólo con su música, sino también con sus construcciones y sabiduría.

    Ame, amo y amaré siempre a mi padre donde quiera que este.

    • junio 4, 2014 a las 11:40 pm

      Pancho tuvo una hermosa hija llamada Evelyn,me acuerdo perfectamente de ti. Ciertamente tu padre dejo una impronta que permanecera en forma indeleble en el patrimonio marítimo de Chiloé. Un cordia lsaludo

    • 7 Raul Salinas Ferrer
      septiembre 22, 2016 a las 11:16 pm

      Pancho, querido amigo: Me sumo al reconocimiento postumo de tu hijita Evelyn, de tu familia y amigos. Que bueno fue conocerte, poder ver tu maestria y cariño dando forma de nabio a la madera, cantar con tigo a los acordes de tu acordeon. Ir a chiloé y no estar con Pancho, era no ir a chiloe. En cierta ocasion viajaste a santiago y nos visitaste en nuestra parcela , te alojaste en casa de nuestros hijos, Monica salinas Cardenas y Guillermo Cid. Por supuesto esos dias comimos milcaos. Navega tranquilo,este mar no lo conoces, pero eres un buen marinante, y el viento te sera propicio. Nos vemos amigo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: